Panorama de la Actividad Turística en México No. 23

En las más recientes ediciones de esta publicación se ha insistido en la sobresaliente resiliencia de la industria turística, tanto en el mundo como en México, ante la complejidad del entorno y la reiteración de múltiples shocks de naturaleza diversa.

2017 no fue la excepción y a pesar de nuevos atentados terroristas en España, hechos de violencia inusitada contra turistas en Las Vegas, huracanes y sismos, así como una serie de tensiones en el ámbito geopolítico, los resultados del turismo fueron formidables.

Así, de acuerdo con los reportes de la Organización Mundial del Turismo (OMT), las llegadas de turistas internacionales crecieron en un 6.7% para situarse en el histórico nivel de 1,322 millones. Es de destacar en este comportamiento, el sólido crecimiento de la región europea (8.5%), que representa más de la mitad de lasllegadas mundiales. En contrapartida, América solo aumentó un 2.9% influida por los malos resultados registrados en Estados Unidos.

En el caso mexicano se debe destacar el aumento en el saldo positivo de la Balanza Turística que superó los 10.5 miles de millones de dólares (12.4% más que en 2016), con un ingreso de 21.3 miles de millones de dólares (8.6% de aumento) y de 39.3 millones de llegadas de turistas internacionales (incremento de 12.0%). Las llegadas de turistas de internación crecieron al 8.8% y las de los turistas fronterizos al 16.6%.

Los viajeros internacionales que llegaron al país por vía aérea mantuvieron una tendencia positiva, al incrementarse en 10.6%, de acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Migración. Estados Unidos el principal mercado de viajeros a México, continuó creciendo a buen ritmo (9.6%) con la llegada de más de 10.5 millones de turistas, aunque en los últimos 4 meses es claro que se tuvo una desaceleración en los viajeros. Por su parte, Canadá, el segundo mercado para México destaca por su aumento del 12.8%, al reportarse 1.9 millones de viajeros. El Reino Unido, en tercer lugar, aportó más de 530 mil viajeros, confirmándose como el principal mercado europeo para el país, seguido de España (7º), Alemania (8º), Francia (9º) e Italia (12º). Los turistas procedentes de los países latinoamericanos siguen teniendo mayores tasas de crecimiento que los mercados europeos; tal es el caso de Argentina 20.3%, (avanzando del quinto al cuarto lugar) y rebasando a Colombia (5º) que creció en 10.2%, seguido de Brasil (6º) que reporta ya una importante recuperación (22%), Perú (10º) 16.4%, Chile (11º) 19.2%, Guatemala (13º) 22.3% y Costa Rica (14º) 23.5%.

La dinámica positiva se registró también en el aumento de los pasajeros en crucero que totalizaron cerca de 8 millones con un crecimiento de 18.3%, con 475 millones de dólares de gasto, 20.8% más que en 2016. En lo que se refiere al transporte aéreo, se registró un incremento de 8.7% en pasajeros en vuelos internacionales y de 9.6% en los pasajeros domésticos.

Por otra parte, se reporta un crecimiento de 5.9% en los viajes aéreos al exterior. A este respecto, y aunque no existe una información pública oficial, actores del mercado –líneas aéreas y agencias de viajes– reconocen una contracción en los viajes con destino Estados Unidos y un patrón de sustitución hacia Canadá y Europa, así como para destinos mexicanos.

De igual forma, en un entorno de debilidad económica, el marcado doméstico evoluciona favorablemente, toda vez que las llegadas de turistas residentes en el país a cuartos de hotel en destinos de más de 1,000 habitaciones se incrementaron en un 5.8%. Vale la pena destacar, igualmente, el aumento en la oferta hotelera –cuartos disponibles promedio– en los 25 principales destinos turísticos del país (4.7%), así como el crecimiento de medio punto porcentual en cuanto a la ocupación hotelera en estos mismos sitios, derivado del incremento de 3.5% en las llegadas totales a cuartos de hotel.

Como se ha mencionado en ediciones anteriores del Panorama de la Actividad Turística en México los buenos resultados de la actividad turística del país se vinculan con el buen desempeño de la economía de Estados Unidos, el esfuerzo y tenacidad del sector privado, una política aérea y migratoria más abierta, así como el trabajo continuado en materia de promoción turística.

No obstante todo lo anterior, el recrudecimiento de la violencia y de la inseguridad son palpables, prueba de ello es la actualización de los travel warnings por parte del gobierno norteamericano en el mes de agosto con graves señalamientos sobre esta situación en destinos turísticos mexicanos; de igual forma, no debe dejar de mencionarse las afectaciones derivadas de los sismos registrados en el país en el mes de septiembre, así como por los efectos de algunos fenómenos meteorológicos.

Ciertamente, los resultados obtenidos son, por demás satisfactorios; sin embargo, es necesario perseverar en las tareas relacionadas con el blindaje en la seguridad de los destinos y el aumento en la competitividad de la industria, pues hay algunos comportamientos que merecen una lectura detenida, dentro de ellos se mencionan:

• El gasto medio de los turistas de internación quienes representan el 85% de los ingresos, tuvo un comportamiento negativo al decrecer en un 1.2%.
• La comparación interanual del gasto medio de los turistas de internación y de los turistas que ingresan por vía aérea es negativa desde el mes de abril.
• Se percibe una reducción en el último cuatrimestre del año en los flujos provenientes de Estados Unidos, pues si bien este mercado creció a tasa anual al 9.6%, disminuyó su ritmo en septiembre (1.9%), octubre (1.2%), noviembre (7.3%) y diciembre (5.7%).

El Panel Anáhuac, instrumento que da seguimiento a las percepciones de la industria es una referencia de gran importancia sobre las expectativas del rumbo de la actividad turística mexicana. De acuerdo con ello, en esta edición del Panel Anáhuac se reporta que los resultados reales obtenidos en el tercer cuatrimestre de 2017 (117.3 en la escala referida), se encuentran muy por arriba de las expectativas originales (86.4), recordando que en la escala utilizada, el 100 corresponde con resultados iguales a los esperados en un periodo similar y 150 a resultados mucho mejores. En el mismo Panel Anáhuac y de manera similar a los resultados obtenidos en los levantamientos previos, el sector sigue reconociendo una afectación a los negocios y a los destinos turísticos en virtud de la inseguridad. A la pregunta “¿Ha afectado la inseguridad a la actividad turística de su empresa o destino?”, nuevamente, la mayoría de los entrevistados 77.8% señaló que sí hay afectación; la proporción que considera que esto es en gran medida fue el 31.5% (cerca del doble que en levantamiento anterior –17.8%–).

A nivel global la OMT anticipa un crecimiento de entre 4 y 5% en las llegadas de turistas internacionales. Por lo que hace a nuestro país, de acuerdo con el modelo econométrico del Centro Anáhuac de Investigación en Turismo, en el que se estima un crecimiento de 9% en las llegadas de turistas internacionales 10.5% y de 4% en el ingreso de divisas.